12 dic. 2014

La amoralidad de las compañías de telefonía móvil

No deja de sorprender el trato que las compañías de telefonía móvil le dan a sus clientes si lo comparamos con el que le dan a los clientes potenciales y sobre todo a aquellos que deciden dar el paso de cambiar de compañía.
Es increíble como un mismo servicio puede convertirse en diferentes variantes para ser el mejor jugador en el juego del mejor postor.

Ejemplo real, hace unos días alguien cercano decide cambiar su vieja tarifa por una más moderna y adaptada a la necesidad actual tras recibir una notificación de cambio de condiciones. Primero resultó complicado contactar con un operador y cuando finalmente lo consiguió, costó un ratito que entendiera la petición, tras lo cual, advirtió que esa operación tenía un coste de alrededor de 20 euros.
Tras unos segundos de reflexión toma la decisión de no pagar ese dinero por un cambio de tarifa tras haber permanecido con el mismo operador durante 15 años, busca una alternativa y solicita la portabilidad a otra compañía con una oferta competitiva.

A partir de aquí comienzan las llamadas de la compañía original, ahora llaman personas bien cualificadas que insisten y dan instrucciones claras y precisas sobre cómo proceder a la cancelación de la portabilidad, pero sobre todo ofrecen condiciones inimaginables, una tarifa de las que cobran casi a 20€, con un descuento del 50% y además regalan un terminal cuyo coste es de unos 00€ en el mercado. En resumen ofrecen a una persona que va a pagar en 2 años unos 250€, unos descuentos y regalos por valor de más de 500€.
Me satisface decir que esta persona tomo la decisión y no la modificó a pesar de las ofertas e insistencia.

En primer lugar no puedo concebir la flexibilidad económica de este modelo de negocio y por otro lado no puedo concebir una falta de integridad tan manifiesta en compañías de primer orden, me pregunto ¿cómo se sentirán sus empleados? ¿dirán a menudo que se van?.

28 oct. 2014

¿Tablet, portátil o convertible?

Todo parecía indicar que Microsoft se había quedado fuera de juego, la irrupción de las tabletas como equipo para uso en cualquier momento y en cualquier lugar ha llegado a poner al pc contra las cuerdas y por ende al gigante de los sistemas operativos Windows.
 
Los avances en el hardware, sin embargo, están dando un giro a esta situación, allí donde Apple parece que solo está añadiendo procesadores y resolución en sus tablets al igual que los fabricantes que incorporan Android que además reducen los precios, sin embargo, hay un aspecto que muchos de los clientes comparten: “no es suficiente, no sirve para todo, se trata de un complemento”. Aquí es donde se abre una nueva puerta para Microsoft, así, cada es más frecuente encontrarnos con tablets o convertibles con sistema Windows 8  y es que están calando deprisa.
Tiene de particular que una Tablet Apple o Android tiene deficiencias que no le permiten ser en sí mismo todo el equipo informático que utiliza una persona, en la mayoría de ocasiones está complementado con un PC bien sea sobremesa o portátil. En el caso de Windows 8 el equipo puede ser el único equipo en todo momento estés donde estés y hagas lo que hagas. Tiene todos tus programas, puede ser Tablet cuando lo requieras, portátil con un sencillo teclado o incluso tu PC de mesa utilizando una dock o unos cables para conectar la pantalla, teclado y ratón. La verdadera cuestión es que dispones de todos tus archivos y aplicaciones en cualquier parte y en cualquier lugar y solo renunciando a pequeños detalles de usabilidad en los que todavía Microsoft sigue estando lejos de Apple.

7 oct. 2014

La gallina de los huevos de oro

Un buen día, el granjero que cuidaba esmerado de sus animales, encontró un huevo de oro en el gallinero, al verlo se puso muy contento y su alegría fue creciendo y creciendo porque todos los días había un huevo de oro en el gallinero. Cuidaba meticulosamente de su gallina hasta que poco a poco la avaricia venida con la riqueza le hizo descuidar a su gallina y acabo matándola para sacarle todos los huevos de una vez …….
 
Un buen día, un ingenioso joven tuvo una gran idea, esperó y esperó hasta que un día pudo ponerla en práctica. Era una gran idea que dio paso a una joven empresa cargada de entusiasmo y modernidad. Buscó a los mejores para acompañarle y sabiendo que sus colaboradores iban a ser la clave del éxito les ofreció excelentes condiciones de trabajo y consiguió que todos se implicasen de verdad para hacer un trabajo de alta calidad y en un tiempo record.
 
Los resultados no tardaron en llegar y la empresa comenzó a ganar mucho dinero. Año tras año los resultados eran mejores y el joven empresario seguía repartiendo una parte de ellos entre sus colaboradores a los cuales seleccionaba cuidadosamente sometiéndoles a las más duras pruebas en todos los ámbitos con el fin de asegurarse que aquellas personas eran las mejores que podía conseguir. Así, el joven empresario se hizo de una hermosa gallina de los huevos de oro.

Con el paso del tiempo, el ya no tan joven no tenía tiempo de hacerse cargo de todo esto a la vez que disfrutaba  de sus riquezas, así que dejo en manos de algunos de sus colaboradores ciertas tareas de responsabilidad. A los pocos meses, recibió un informe de posibles ahorros de costes, donde un ingenioso ejecutivo había explicado de manera detallada como se podía hacer lo mismo con mucho menos coste. Y así se hizo. Poco después otro informe, ponía de manifiesto que las continuas inversiones realizadas en la formación, las instalaciones y la tecnología podían ser pospuestas ya que todo lo actual cubría las necesidades. Y así se hizo.
 
Con el paso del tiempo, la flamante y productiva empresa se fue convirtiendo en una exhausta gallina de huevitos de oro, la diferencia respecto de la competencia se redujo, los ingresos mermaron y los márgenes generosos ya no hacían justicia a la diferencia de calidad.
Una nueva e ingeniosa idea surgió en este instante: “tenemos que ser capaces de producir lo mismo con menos costes”.
-           ¡Pobre gallina!. Pensó el joven empresario poco antes de aceptar la mejor oferta por su flamante empresa.
 
*Idea extraída del libro: Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen R. Covey.

29 sept. 2014

Éxito y Amor

Detrás de todo éxito empresarial hay una gran idea, un gran equipo directivo y un gran conjunto de circunstancias que acompañan a que esto se produzca, como no podía ser de otra manera, no es nada sencillo llegar a alcanzar el éxito en el mundo de los negocios.
Sin embargo, si echamos un vistazo a los grandes éxitos empresariales, aquellos que realmente destacan sobre todos los demás, Google, Apple, Microsoft, Facebook, Istagram, WhatsApp, Infojobs, etc. el denominador común no es una idea o una gran inversión, ni siquiera unos directivos ejemplares.
El éxito siempre radica en el amor. Si, si, el amor; puede parecer que  estoy haciendo un tratado sentimental o religioso, pero es así como lo veo. El amor y la pasión que las personas tienen por lo que hacen, el amor que los directivos manifiestan por su responsabilidad para con sus empleados, el amor que fluye como base de una actitud interior positiva de los líderes, dando pie a un comportamiento honesto y ejemplar en todos los sentidos, donde las conversaciones discurren con una transparente mirada a los ojos. Un comportamiento que toma como base el crear un entorno de trabajo mejor en lugar de hacerlo a toda costa con la máxima rentabilidad, un entorno de trabajo donde el capital humano es de verdad lo más importante. Es en estos entornos donde aparece la genialidad, la implicación sin límites, la máxima eficacia, la felicidad en el trabajo y por supuesto la rentabilidad sostenible de las empresas.

17 sept. 2014

Identidad digital



- Soy responsable, integro, serio, honesto, sereno, veraz. 
Soy real, yo soy real….. - se diria a si mismo pinocho - 
- Hola, soy alendarkioo1988, no puedo decirte ahora mi edad, todo depende de la tuya, ni mi verdadero nombre, solo soy un nick en la red.

Si intentas subir a un avión utilizando la identidad alendarkioo1988, no llegas ni a sacar los billetes, a pesar de que estas allí, te pueden ver y tocar, nadie necesita saber tu identidad para controlarte o para transportarte. Sin embargo, en la red este nombre puede ser suficiente hacer cientos de actividades, compras, escribir opiniones, enviar correos electrónicos, acceder a redes sociales donde establecer una relación con miles de personas, incluido niñ@s y a partir de ahí a saber*.
¿De verdad alguien piensa que la posibilidad de usar identidades falsas o ficticias es la mejor solución para garantizar la intimidad?. Hay opiniones que hablan del control y la igualdad, pero ¿de verdad alguien piensa que todo lo que se ofrece gratis en la red no está mayoritariamente destinado a la composición de perfiles digitales de cada individuo?, ¿hay todavía quien cree que nadie hace nada cuando buscas una dieta de adelgazamiento o ropa de un determinado estilo o cuando algún tema de salud te preocupa y tratas de averiguar de qué puede tratarse?.
En la red hay monstruosas bases de datos almacenando y procesando todo lo que hacemos, con esa información podrían hacer una biografía de todos y cada uno de nosotros mismos que se nos pondrían los pelos de punta; pero eso si, todo al límite de la ley, sin poner nombre y apellidos, sin ponerlos, que no quiere decirse que no los tengan.
La falta de capacidad de las administraciones y autoridades ha hecho que le hayan dado la espalda a este tema, o cuando han dado algún paso adelante ha sido solo por acción de algún lobby que presionaba. No tengo duda que si se regulase el acceso a la red con una identidad real, obviamente de manera proporcionada, no necesitas tu D.N.I. para mirar el  escaparate de un sexshop. Pero  si escribes un correo habría de ser de manera identificada, si escribes una opinión  sobre alguien o algo debería ser identificándote o si accedes a redes sociales, chats o páginas de contactos sería buena idea que cada cual sea responsable, honesto, veraz…..

1 jul. 2014

El transporte de cosas en el futuro

Hace unos días leí en una noticia que una comisión de expertos estaba tratando de buscar fórmulas para optimizar el transporte de mercancías del futuro, inspirados en la modularidad y flexibilidad del transporte digital trataban de encontrar fórmulas para actuar en este ámbito entorno plagado de ineficiencias y que consume un alto porcentaje del PIB mundial.

Una optimización en el mundo del transporte de mercancías o incluso personas pasa por abordar los dos problemas más destacados, la seguridad y control y la manejabilidad en ruta de los elementos de transporte. Los controles de aduana y seguridad generan un gran inconveniente a la optimización logística, este punto es preciso abordarle con acuerdos internacionales y estándares de verificación y empaquetado que liberen la realización de los mismos en determinadas áreas en exclusividad ya que esto limita el paso de todas las mercancías o personas por cuellos de botella. Este punto lo dejaremos aquí por el momento.

La modularidad de los elementos de transporte es el otro gran hándicap. Mover cientos de contenedores de más de diez metros de largo, en un barco y tener que manejar la mercancía obligatoriamente en centros especializados con un alto coste y por tanto con una baja granularidad es un problema. Ante esta situación surgen distintos operadores que pujan por el uso de estos recursos de manera preferente lo que incluye una complejidad adicional y un punto de fricción a la eficiencia los recursos no se comparten de manera abierta.
Buscando soluciones, se puede concebir un contenedor estandarizado formado por multitud de subcontenedores pequeños capaces de adosarse entre ellos, todos y cada uno de ellos con mecanismos digitales de control de la seguridad de la mercancía. Estos contenedores serian manejados en estaciones estándar de tratamiento a modo de túnel donde entra un contenedor transportado por un vehículo y los robots de la estación retiran los módulos que corresponda para agruparlos posteriormente en función de la ruta de reparto; de manera que otro contenedor será compuesto para que un vehículo lo retire y comience su viaje. Cada contenedor seria de tamaño variable y compuesto de piezas de distintos tamaños pero todas encajables entre sí, algo así como un Lego y por supuesto todas ellas con control digital de la mercancía y todos sus datos. La gestión de mercancías tanto en reparto como en recogida pasaría por incluir todo en contenedores estándar del tamaño que corresponda y los camiones pasarían por estas estaciones de gestión colocadas de manera granular y que serían capaces de cambiar toda la mercancía de los vehículos de manera modular y automática.
El transporte de personas también puede ser optimizado. Hoy en día el transporte en tren está cobrando un papel predominante sobre todo en el caso de la alta velocidad, sin embargo, la frecuencia de paradas es un hándicap que enfrenta la velocidad y los costes a un servicio adecuado en todo el territorio.

Una vez más es posible una solución válida tanto para tren de alta velocidad como para trenes de recorrido cercano. Esta solución consiste en utilizar un vagón a la cola del tren que será soltado en cada estación con los pasajeros que deseen apearse del tren y a su vez se recogerá otro vagón con los pasajeros que deseen subir al tren.
Este intercambio se produciría en estaciones muy sencillas sin largos andenes, tan solo con vías paralelas para soltar e incorporar el vagón de carga/descarga. Esta operación se haría en marcha para lo cual el vagón de incorporación se soltaría y seria recogido por un robot de frenado y el vagón de carga seria acelerado, como si de un carril de incorporación en la autovía se tratase para ser incorporado al tren.
Dentro del tren los pasajeros que deseasen bajar serian avisados para que movieran al vagón de intercambio y los que desean seguir que pasen a los vagones fijos.
De esta manera conseguiríamos incorporar estaciones sencillas y con bajo coste económico sin gran infraestructura más que los mecanismos automatizados de manejo de los vagones ya que estos mismos harían de zona de espera y apeadero.

Seguro que el futuro nos depara grandes sorpresas en estos ámbitos, pero porque no comenzar a imaginar.


16 jun. 2014

El trabajo del futuro

Durante años ha sido habitual permanecer toda la vida profesional en una única empresa. Los cambios eran mal vistos socialmente, tendían a ser interpretados como una deficiencia por parte del trabajador o un problema económico en la empresa. En este entorno donde las actividades se desarrollaban de la misma forma durante largos años, la principal cualidad de los empleados terminaba siendo “el ser alguien de confianza”. Y estas eran en su mayoría las razones por las que las empresas terminaban cerrando sus puertas cuando se producía algún cambio en el escenario económico en que se desenvolvían, en general eran incapaces de cambiar para adaptarse.
Poco a poco se introduce una forma diferente  de concebir las empresas, los grandes dirigentes con amplitud e ideas conforman empresas capaces de adaptarse, de cambiar. Nokia es un buen ejemplo, una fábrica de papel que terminó fabricando teléfonos móviles argumentando el papel y el teléfono en última instancia servían para lo mismo, comunicarse.
Esta capacidad de generar ideas persiguiendo a los cambios que demanda el mercado, ha ido marcando la oferta de empleo y haciéndose necesaria en todos los puestos de las organizaciones actuales; hasta el punto en que hoy es una de las características más demandada de los procesos de selección. Además las personas cambian de empresa varias veces a lo largo de su carrera profesional y esto en lugar de estar mal visto se toma como algo positivo, se interpreta socialmente como positivo en tanto se considera que la valía es la causa de estas oportunidades de cambio de empleo.
Sin duda esta progresión va a continuar avanzando en la misma dirección, cada vez más las personas trabajarán con niveles mayores de especialización lo que hará que los empleos con un valor añadido mayor requieran de perfiles muy especializados durante muy poco tiempo. Cada vez están mejor determinados los objetivos y es más factible medir los resultados lo que hará que el actual modelo de medida del trabajo basado en unidades de tiempo dedicadas, se torne hacia unidades de objetivos alcanzados, satisfacción del cliente, mejora en la eficiencia de los procesos que avalan las actividades desempeñadas. Esto hará que el modelo de contratación de empleados siga cambiándose por un modelo de contratación de servicios ofrecidos por una persona.
Poco a poco tenderán a desaparecer las coberturas empresariales, entendidas como el manto que cubre a un conjunto de personas que a menudo sus tareas tienen poco que ver las unas con las otras. El nexo de unión para los trabajadores del futuro serán los objetivos y los resultados más que las oficinas, el horario o la marca.

10 jun. 2014

Internet of Things

Hoy nadie discute el gran cambio que ha introducido en nuestras vidas la imprescindible presencia de un Smartphone en nuestros bolsillos.

Uno de los cambios tecnológicos, o más bien adopciones de tecnología que en un futuro próximo generará otro gran cambio en nuestras vidas será el IPv6. Para quien le pille de nuevas el IPv6 es una nueva versión del protocolo IP, que se usa para comunicar ordenadores en internet. Esta nueva versión deja atrás restricciones importantes en cuanto al número de elementos que forman parte de la red.  
Dejadas atrás esas limitaciones, se abre la puerta al mundo de todas las cosas conectadas a internet, lo que se llama Internet of Things (IoT) una nueva dimensión de la red que está esperando explotar y ponerse a la cabeza de la innovación tecnológica.

Así comenzará el nuevo gran salto. Un nuevo escenario donde las posibilidades de ofrecer elementos conectados que ofrezcan desde pequeños detalles como una tostadora con RSS, o un frigorífico con cámara interior accesible desde tu Smartphone o inventario automático, hasta que ofrezcan estar integrados en complejos modelos de comportamiento donde cientos de elementos actúan de manera conjunta intercambiando información u obedeciendo a una programación dada por el patrón establecido.

Todos podemos recordar o imaginar situaciones en las que un determinado comportamiento de algunas de nuestras cosas nos resultaría definitivamente extraordinario, imagina que tu casa se enciende (luces, calefacción, exprimidor de zumo, etc) cuando estas llegando porque tu Smartphone se lo comunica, o que tu coche te envía un mensaje cuando está a punto de terminar el tiempo del ticket de la zona de pago. Imagina que en el supermercado la carnicería te avisa a tu teléfono del turno en lugar de tomar un papel y esperar o correr a los pasillos aledaños para evitar que te salte.

Pero quizás la gran potencia del IoT no esté solo en que miles de elementos se comuniquen. Tal vez la parte más importante esté en que la información cobra una nueva dimensión, ingentes cantidades de datos comenzaran a estar disponibles para ser almacenados y explotados por quienes, sin duda, tomaran una posición prevaleciente en el futuro. Ahora las grandes compañías de internet pueden saber cuándo estamos preparando un viaje y donde,  qué nos preocupa de nuestras pruebas médicas, que necesidades tenemos en nuestros trabajos, todo ello basado en nuestras búsquedas. Con el IoT sabrán además a qué hora exacta salimos de casa, si tomamos tostadas o queso, cuando y que compramos, cuantos kilómetros andamos en nuestra bici, que tipo de ropa lava nuestra lavadora, etc. en general miles de detalles de nuestro comportamiento diario que bien explotados supondrán uno de los grandes poderes del futuro…

6 jun. 2014

Evento e-Leadership


El pasado 4 de junio, tuve la oportunidad de asistir a un evento organizado por el IE Business School y la Comisión Europea en el que el eje principal fue la necesidad de desarrollar el entramado educacional desde todas sus caras para conseguir cubrir la inmensa distancia que separa la oferta y la demanda de profesionales TIC en Europa, situación que se va a tornar muy crítica en los próximos años si no reaccionamos deprisa, llegando a poner en juego el crecimiento de la economía incluso.
Un conjunto de exposiciones cortas por parte de personas ilustres en el ámbito de las TIC, a destacar: Director de EuroCio, Director de Marketing de APMG Internacional, CIO de Telefónica, CIO de Maphre, Vicepresidenta de IDC, y un largo etcétera, complementado con mesas redondas donde cada uno analizó la situación desde su perspectiva y un buen entorno para hacer networking fueron los principales aspectos a destacar.
Aquí programa:
El mensaje exprimido:
-          Se estima que en Europa habrá en 2015 alrededor de 900.000 puestos de especialistas TIC sin cubrir.
-          CIOs de grandes compañías coinciden en el bajo nivel de educación tecnológica en los empleados de las compañías.
-          Las tendencias TIC que van a marcar los próximos años y donde se va a producir un avance notable son:
o   Cloud Computing
o   Social Media
o   Big Data
o   Internet of the Things 
-          La manera en que la información conforma el mundo ha cambiado, las empresas han cambiado, por cada puesto de trabajo que se destruye en otros sectores se crean 2,6 puestos nuevos en TIC.
La pregunta que no pude hacer: ¿En un escenario así, como es posible que la nueva ley de servicios profesionales, que se encuentra en estado de borrador, deje de reconocer como estudios oficiales las carreras universitarias de Ingeniería en Informática e Ingeniería Técnica en Informática?
La frase: El avance de una sociedad se basa en la innovación y hoy la innovación se basa principalmente en la tecnología.

13 may. 2014

Que no te ofusque el CLOUD















Cloud Computing y SAS se han convertido en términos muy usados últimamente. Tanto que han generado toda una tendencia y conceptos al margen de lo que suponen como modelo real de consumo de tecnología y como era de esperar, algunas de las ramas llegan a tocar el límite del absurdo. 
Arrastrados por una implantación conceptual en los directivos de las organizaciones a base de marketing y campañas de información que hacen alusión a los aspectos más sensibles a la alta dirección, muchos CIO’s han tenido que aceptar las bondades del modelo sin realizar un análisis adecuado en cada necesidad, con el miedo de  proyectar la idea de que se niegan a aceptar nuevos modelos que eliminan la incertidumbre que emana del desconocimiento de los departamentos TIC.

Así, sin argumentar, solo por no querer cuestionar la idea de que todo se puede hacer mejor, muchos proyectos de traspaso a la nube están cayendo en la trampa de la insatisfacción que acompaña a un gran porcentaje de los proyectos TIC.

Y es que el Cloud no habilita nuevas funcionalidades ni nuevas capacidades, solo cambia el modelo de prestación y acceso al servicio, por lo que el resto de la evaluación, evaluación del proveedor del aplicativo, evaluación de las capacidades y funcionalidades, capacidad de adaptación, etc., mas que eliminarse han de ser mucho más estrictas, el modelo normalmente restringe estas capacidades en lugar de aumentarlas, que es lo que se tiende a pensar.

Recuerda, cuando tengas en mente hacer un proyecto Cloud, comienza la evaluación como si fueras a abordarlo On Premise, el paso a Cloud solo te va a traer restricciones a las funcionalidades.
Nunca pienses que si se vende en Cloud ha de ser bueno porque hay otros que lo usan.  

Las ventajas del Cloud están en los costes de gestión de la infraestructura y la plataforma. 

14 abr. 2014

Las cosas que fuerzan y las fuerzas que cosan.



Comenzando con una fácil similitud.
Un equipo de Formula 1 lo componen muchas personas, pero hay dos grandes claves que son el piloto y el coche, lo demás es apoyo a estos dos elementos.

Si un equipo de Formula 1 tiene un gran coche, pronto tendrá un gran piloto que consiga éxitos, si tiene un gran piloto todo el equipo trabajará para tener un buen coche y en cuanto lo tengan llegarán los éxitos.  

Quiero decir, que la manera de alcanzar el éxito viene por tener buenos jugadores y buenos elementos y en la mayoría de las ocasiones estos están interconectados y forzando uno se consigue influir en la consecución del otro.

Hay un ejemplo que a mí me gusta bastante, determinadas marcas Premium comenzaron su andadura con un producto que se distinguía bien poco de sus competidores, pero con un precio varias veces superior. El consumidor al ver el precio entendía que debía de tratarse de un producto de alta calidad y así estas marcas consiguieron comenzar a avanzar hasta posicionarse en lo alto.

Algo así ocurre en las empresas, alcanzar un alto nivel de excelencia exige contar con buenos empleados y con buenos recursos que faciliten el trabajo a los anteriores. Tú decides por donde quieres empezar, pero si incrementas la calidad de alguno de estos elementos el otro va a tender a incrementarse. Solo tienes que estar preparado para saber guiar ese tirón. 



9 abr. 2014

Midiendo la eficiencia

A menudo oímos decir a las personas que tenemos alrededor e incluso a nosotros mismos, aquella famosa frase de “estoy hasta arriba de trabajo”. A menudo tomamos este comentario para hacer consideraciones, siempre imprecisas, del nivel de ocupación, implicación e incluso valía de la persona que lo realiza.

Esto es debido a la incapacidad que tenemos de medir el trabajo que realizan las personas en la mayoría de los puestos actuales, bien por la complejidad o bien porque no ponemos en ello los medios necesarios.

Es por ello que las organizaciones asignan trabajo a las personas hasta que alcanzan el punto en el que en todo momento estas han de dejar de hacer alguna de las tareas que tienen asignadas, de esta manera están siempre “hasta arriba”; pero ¿está realmente este modelo enfocado en alcanzar unos resultados acordes con lo que esperan nuestros clientes?.

No es habitual, yo diría que es casi imposible que alguien en su trabajo te diga que está esperando a que llegue algo para hacer, lo que seria FLOW EFFICIENCY, aunque sea cierto tratará de ocultarlo, su superior pronto pensaría que esa persona es prescindible o que puede darle algo más que hacer.

Pocas veces escuchamos a nuestros directivos transmitir el mensaje de que hay que trabajar haciendo las cosas bien, agilizando el tiempo entre la encomienda y el fin de las tareas; en su lugar es más frecuente oír aquello de hay que trabajar duro, echar horas si es necesario. 

Así tendemos a crear una estructura interna en las organizaciones que no se enfoca en los procesos que tienen como resultado los productos o servicios que consumen nuestros clientes, sino en modelos que se basan en la optimización de recursos haciendo que todas las personas estén tan ocupadas como sea posible y gasten su tiempo en priorizar, sentirse estresados o buscar tareas que hacer para evitar que nadie piense que no tienen mucho que hacer.


27 mar. 2014

El valor de la tecnología

Antes de comenzar, me gustaría ilustrar con un ejemplo. Hace unos días coincidí con una persona interesante con la que compartí un par de horas de conversación. Estaba a punto de cambiar su flamante BMW por otro todavía mejor, a mi pregunta de si sentía una atracción especial por los coches me respondió que no, simplemente que consideraba que la buena calidad se nota en todos los detalles y que le estaba dedicando atención al tema porque siempre hay que estar lo mejor documentado posible para hacer algo. Durante un buen tiempo me estuvo contando acerca de todos los aspectos sobre los que había indagado y como poco a poco había conseguido adquirir un buen conocimiento de las diferencias en cada caso, así como lo que realmente valía la pena pagar. Al final me confesó que el vehículo costaba 90.000€, pero que lo pagaba la empresa de la cual era director general.
Tras unos segundos de silencio le comenté un poco a que me dedicaba y le pregunté por la función de tecnologías de información en su compañía. Su respuesta fue: “No me hables de eso, nos gastamos casi 3 millones de euros al año en informática y si te soy sincero no tengo ni p. idea de lo que hacen estos tíos”.

Tuve muchas ganas de decirle: “obviamente conocer con detalles las dimensiones de los neumáticos de tu nuevo coche aporta mucho más a tu empresa que saber cuál es la tecnología que se utiliza o la estructura del equipo que soporta esta función y como se entrelaza este en la organización”.
Estoy seguro de que este hombre conocía mucho mejor al comercial que le había vendido el coche que a su director de tecnología. Esta desinformación y por tanto falta de atribución de valor es algo mucho más que frecuente de lo que se piensa en las organizaciones de hoy en día. Incluso cuando muchos de los directivos saben que sus organizaciones no podrían funcionar sin el apoyo de los sistemas de información, consideran a estos como un lastre necesario y en lugar de potenciar su crecimiento acercándose a ellos a comprenderlos y mejorarlos, los critican menoscabando su excelencia sin saber que en ellos puede estar la clave de una operación excepcional, y se limitan a solicitar impertinentemente el último modelo de iphone.

Hace no muchos días estuve en una empresa donde uno de los máximos directivos proviene del ámbito de la tecnología y por afinidad le presta una atención especial a los sistemas y como soportan las operaciones de la organización. Han conseguido incrementar su volumen de facturación en más de un 400% incrementando su plantilla tan solo en un 15%, e incrementando sus gastos de TI un 130%.
¿Te atreves a pensar que sucedería en tu organización si se incrementa tu facturación en un 400%? ¿Cuánto incrementarías tu plantilla? ¿Tienes tus procesos modelados y mecanizados para absorber un crecimiento así?

Me cuesta mucho creer que todavía hay directivos de los que no reaccionan cuando saben que sus empleados pierden media hora al día (que cuesta alrededor de 10€) viendo como encienden sus viejos ordenadores que reemplazarlos costaría 1€ al día, con la motivación y reconocimiento adicional que ello conlleva. O de aquellos que no han utilizado nunca los sistemas de información de su compañía y plantean en las reuniones las soluciones de las que les hablado algún amigo o han leído en las páginas dedicadas del periódico dominguero. Me parece increíble que haya muchos que solo hablan con sus responsables de tecnología cuando necesitan un nuevo teléfono para regalar o aquellos que se jactan de haber reducido los costes de TIC mientras han incrementado el nivel de lujo de sus coches de empresa.


Me cuesta mucho creer que a estas alturas alguien crea que puede hacer algo excepcional en su organización sin contar con unos sistemas de información que ocupen el lugar que les corresponde. 

14 feb. 2014

El coraje de tomar decisiones.

Muchos son los tópicos que estamos acostumbrados a oír respecto de la toma de decisiones, muchos igualmente los comentarios y quejas alrededor de un café. Cuando de criticar se trata, todo parece sencillo, sin embargo, quien más y quien menos se siente incómodo ante la toma de una decisión. Siempre implica renunciar a algo por apostar por lo elegido y ello supone enfrentarse a la incertidumbre de haber hecho o no lo correcto, enfrentar el riesgo de equivocarse y avanzar por un camino incierto. Quedarse quieto mantiene la seguridad de que siempre estas a tiempo de elegir, no corres el riesgo de equivocarte y parece que siempre estas ocupado evaluando las posibilidades.

Sin duda, el coraje, la valentía y el trabajo de análisis bien hecho están detrás de las tomas de decisiones adecuadas e importantes. Ser valiente para tomar decisiones es mucho más que un tópico, es el único camino hacia el éxito. Si no tomas decisiones no ganas con los éxitos de los aciertos, ni tampoco aprendes de los errores cometidos, tan solo eres víctima de los fracasos que creías que no podían producirse dada la quietud a la que te sometes.

Si quieres llegar a ser exitoso, en todos los ámbitos de tu vida, se valiente, fija fechas para tus decisiones y trabaja duro para llegar al momento con el mejor criterio, en el momento crucial se valiente, se prudente, ve hacia el futuro, siempre acertarás.