16 jun. 2014

El trabajo del futuro

Durante años ha sido habitual permanecer toda la vida profesional en una única empresa. Los cambios eran mal vistos socialmente, tendían a ser interpretados como una deficiencia por parte del trabajador o un problema económico en la empresa. En este entorno donde las actividades se desarrollaban de la misma forma durante largos años, la principal cualidad de los empleados terminaba siendo “el ser alguien de confianza”. Y estas eran en su mayoría las razones por las que las empresas terminaban cerrando sus puertas cuando se producía algún cambio en el escenario económico en que se desenvolvían, en general eran incapaces de cambiar para adaptarse.
Poco a poco se introduce una forma diferente  de concebir las empresas, los grandes dirigentes con amplitud e ideas conforman empresas capaces de adaptarse, de cambiar. Nokia es un buen ejemplo, una fábrica de papel que terminó fabricando teléfonos móviles argumentando el papel y el teléfono en última instancia servían para lo mismo, comunicarse.
Esta capacidad de generar ideas persiguiendo a los cambios que demanda el mercado, ha ido marcando la oferta de empleo y haciéndose necesaria en todos los puestos de las organizaciones actuales; hasta el punto en que hoy es una de las características más demandada de los procesos de selección. Además las personas cambian de empresa varias veces a lo largo de su carrera profesional y esto en lugar de estar mal visto se toma como algo positivo, se interpreta socialmente como positivo en tanto se considera que la valía es la causa de estas oportunidades de cambio de empleo.
Sin duda esta progresión va a continuar avanzando en la misma dirección, cada vez más las personas trabajarán con niveles mayores de especialización lo que hará que los empleos con un valor añadido mayor requieran de perfiles muy especializados durante muy poco tiempo. Cada vez están mejor determinados los objetivos y es más factible medir los resultados lo que hará que el actual modelo de medida del trabajo basado en unidades de tiempo dedicadas, se torne hacia unidades de objetivos alcanzados, satisfacción del cliente, mejora en la eficiencia de los procesos que avalan las actividades desempeñadas. Esto hará que el modelo de contratación de empleados siga cambiándose por un modelo de contratación de servicios ofrecidos por una persona.
Poco a poco tenderán a desaparecer las coberturas empresariales, entendidas como el manto que cubre a un conjunto de personas que a menudo sus tareas tienen poco que ver las unas con las otras. El nexo de unión para los trabajadores del futuro serán los objetivos y los resultados más que las oficinas, el horario o la marca.

10 jun. 2014

Internet of Things

Hoy nadie discute el gran cambio que ha introducido en nuestras vidas la imprescindible presencia de un Smartphone en nuestros bolsillos.

Uno de los cambios tecnológicos, o más bien adopciones de tecnología que en un futuro próximo generará otro gran cambio en nuestras vidas será el IPv6. Para quien le pille de nuevas el IPv6 es una nueva versión del protocolo IP, que se usa para comunicar ordenadores en internet. Esta nueva versión deja atrás restricciones importantes en cuanto al número de elementos que forman parte de la red.  
Dejadas atrás esas limitaciones, se abre la puerta al mundo de todas las cosas conectadas a internet, lo que se llama Internet of Things (IoT) una nueva dimensión de la red que está esperando explotar y ponerse a la cabeza de la innovación tecnológica.

Así comenzará el nuevo gran salto. Un nuevo escenario donde las posibilidades de ofrecer elementos conectados que ofrezcan desde pequeños detalles como una tostadora con RSS, o un frigorífico con cámara interior accesible desde tu Smartphone o inventario automático, hasta que ofrezcan estar integrados en complejos modelos de comportamiento donde cientos de elementos actúan de manera conjunta intercambiando información u obedeciendo a una programación dada por el patrón establecido.

Todos podemos recordar o imaginar situaciones en las que un determinado comportamiento de algunas de nuestras cosas nos resultaría definitivamente extraordinario, imagina que tu casa se enciende (luces, calefacción, exprimidor de zumo, etc) cuando estas llegando porque tu Smartphone se lo comunica, o que tu coche te envía un mensaje cuando está a punto de terminar el tiempo del ticket de la zona de pago. Imagina que en el supermercado la carnicería te avisa a tu teléfono del turno en lugar de tomar un papel y esperar o correr a los pasillos aledaños para evitar que te salte.

Pero quizás la gran potencia del IoT no esté solo en que miles de elementos se comuniquen. Tal vez la parte más importante esté en que la información cobra una nueva dimensión, ingentes cantidades de datos comenzaran a estar disponibles para ser almacenados y explotados por quienes, sin duda, tomaran una posición prevaleciente en el futuro. Ahora las grandes compañías de internet pueden saber cuándo estamos preparando un viaje y donde,  qué nos preocupa de nuestras pruebas médicas, que necesidades tenemos en nuestros trabajos, todo ello basado en nuestras búsquedas. Con el IoT sabrán además a qué hora exacta salimos de casa, si tomamos tostadas o queso, cuando y que compramos, cuantos kilómetros andamos en nuestra bici, que tipo de ropa lava nuestra lavadora, etc. en general miles de detalles de nuestro comportamiento diario que bien explotados supondrán uno de los grandes poderes del futuro…

6 jun. 2014

Evento e-Leadership


El pasado 4 de junio, tuve la oportunidad de asistir a un evento organizado por el IE Business School y la Comisión Europea en el que el eje principal fue la necesidad de desarrollar el entramado educacional desde todas sus caras para conseguir cubrir la inmensa distancia que separa la oferta y la demanda de profesionales TIC en Europa, situación que se va a tornar muy crítica en los próximos años si no reaccionamos deprisa, llegando a poner en juego el crecimiento de la economía incluso.
Un conjunto de exposiciones cortas por parte de personas ilustres en el ámbito de las TIC, a destacar: Director de EuroCio, Director de Marketing de APMG Internacional, CIO de Telefónica, CIO de Maphre, Vicepresidenta de IDC, y un largo etcétera, complementado con mesas redondas donde cada uno analizó la situación desde su perspectiva y un buen entorno para hacer networking fueron los principales aspectos a destacar.
Aquí programa:
El mensaje exprimido:
-          Se estima que en Europa habrá en 2015 alrededor de 900.000 puestos de especialistas TIC sin cubrir.
-          CIOs de grandes compañías coinciden en el bajo nivel de educación tecnológica en los empleados de las compañías.
-          Las tendencias TIC que van a marcar los próximos años y donde se va a producir un avance notable son:
o   Cloud Computing
o   Social Media
o   Big Data
o   Internet of the Things 
-          La manera en que la información conforma el mundo ha cambiado, las empresas han cambiado, por cada puesto de trabajo que se destruye en otros sectores se crean 2,6 puestos nuevos en TIC.
La pregunta que no pude hacer: ¿En un escenario así, como es posible que la nueva ley de servicios profesionales, que se encuentra en estado de borrador, deje de reconocer como estudios oficiales las carreras universitarias de Ingeniería en Informática e Ingeniería Técnica en Informática?
La frase: El avance de una sociedad se basa en la innovación y hoy la innovación se basa principalmente en la tecnología.