14 abr. 2015

De los sistemas de información a los sistemas de representación.

El enfoque en el sistema de información se está relegando a un segundo plano, dando paso a un enfoque basado en las funciones, estructuras y en general como un sistema representa y soporta una operación, una compañía o un proceso.
La conversación basada en los detalles de la tecnología, la base de datos, la interconexión, el acceso, etc., es decir, sobre el sistema; da paso a una conversación enfocada en la capacidad de representar los procesos, las posibilidades de extracción de conclusiones a partir del análisis de la información, la barrera de entrada para nuevos usuarios o empleados, la capacidad de uso en dispositivos móviles, etc.  Estamos sin duda ante un paso importante en la escalera de madurez de las TI en términos generales ya que se percibe este cambio de manera transversal.
Este cambio está afectando de manera significativa a los modelos de negocio y comercialización de las TI. Compañías de todo tamaño y variadas soluciones han tenido que adaptarse a ofrecer la posibilidad de pago por uso en la nube o soluciones más enfocadas en la solución y menos en la tecnología y por consiguiente, han tenido que virar de manera significativa sus modelos.
Como todo cambio, este ha hecho su criba dejando fuera a muchos jugadores del mercado, otros han salido muy reforzados y la parte más negativa está en aquellos que están a medio camino y no se decantan, pueden ofrecer soluciones sin continuidad o sin capacidad ya que se encuentran en estado moribundo.