29 dic. 2011

Perfil con Visión Estratégica

Una habilidad hasta ahora solo exigida a los puestos con cierta responsabilidad, está a punto de convertirse en un requerimiento básico para personas en todo tipo de puestos de trabajo; y es que en una sociedad donde se ha estimado imprescindible llevar a cabo una reforma laboral profunda para ganar competitividad, se pone de manifiesto que existe una gran distancia de entendimiento y comprensión entre los intereses de los empleados y los empresarios; si además nuestras empresas no son capaces de competir en el mercado global, solo queda un camino por donde andar, y este, por duro que resulte, se centra en la productividad de los trabajadores.

Ahora bien, ¿Cómo conseguimos que un empleado aumente su productividad?, pues se me ocurren varias posibilidades:

  • Conseguimos implantar procesos y tecnologías que ayuden a hacer las cosas mejor y más rápido en las organizaciones. Lo que exige una capacidad de inversión que parece no haber elegido el mejor momento.
  • Establecemos un marco regulatorio que reste derechos, sobre todo económicos, a los empleados, para permitir a los empresarios contratar con más facilidad.
  • Conseguimos dotar a todo empleado de VISIÓN ESTRATÉGICA, de modo que sea capaz de entender la situación de la organización para la que trabaja y el contexto socio-económico donde se desenvuelve haciendo que sea capaz de aportar un valor adicional a la labor que realiza cada día y así hacer que su organización gane flexibilidad, capacidad de adaptación a los nuevos requerimientos del mercado y en consecuencia competitividad.


Si todos logramos entender que no se trata de hacer más por menos, sino mejor por lo mismo, conseguiremos producir mejor y más vendible y no más cantidad de peor calidad a costa de salarios bajos, precariedad y entramado empresarial basado en la competencia por costes.

27 dic. 2011

FELICES FIESTAS

Desde aquí, quiero desear a todos unas FELICES FIESTAS, en especial a aquellos que se toman un ratito para leer mis palabras.

Fiestas, que vistas desde el punto de vista empresarial, bien podríamos llamar las de la liquidez. Las de la liquidez, porque parece que esta se hubiera convertido de repente en lo más importante para cualquier empresa, y bien es cierto que no tiene ninguna importancia lo que se produjo ayer o lo que se pueda producir mañana; solo te valoran por el dinero que tienes hoy en tu cuenta. Y claro, como todo el mundo quiere dinero y nadie quiere soltarlo, y menos que nadie los bancos, pues el comercio y las transacciones se detienen y en consecuencia la economía.

Podríamos decir que la liquidez es contrapuesta a la confianza, así como el crédito se basa en la confianza de tu capacidad económica del futuro. Si no tienes liquidez, pero si créditos, confías en el mañana, de lo contrario esperas poco de tus posibilidades para el tiempo que viene.

En estos tiempos de liquidez, bien podríamos poner un poco de confianza en nosotros mismos sobre la mesa, tal vez este nuevo gobierno ayude a conseguirlo. Tengamos esperanzas, tengamos fe, y a ver si la confianza vuelve a nosotros y podemos con economía y todas sus teorías, acabar con el paro que atropella las ilusiones de millones de personas.