21 oct. 2016

El pasado de la Digitalización

La próxima era de digitalización de la que se habla de forma tan intensa últimamente, suscita en muchos de nosotros expectación, en otros muchos dudas, en algunos excitación y en otros rechazo. Pero algo que he podido comprobar, es que muchos, muchos, no entienden apenas que hay detrás de todo esto, no comprenden que puede suponer ni intuyen con que cambios pueden verse afectadas sus vidas.

En una reciente conversación, la persona trasladó la idea inmediatamente a eso de digitalizar fotos pasándolas por un escáner. Y efectivamente eso es digitalizar y sin duda es un paso del proceso de digitalización, pero de una fase muy prematura. En otro caso la idea se fue directamente al ámbito de internet, pero igualmente con una conceptualización muy escueta, en este caso un pequeño comerciante relacionó la idea con aquello de tener una página web para que te conozcan.

Sin embargo, vamos más allá; la tecnología está permitiendo que el mundo real en el que vivimos, esté siendo cada vez más representado y trasladado al mundo digital. Hasta ahora en muchos ámbitos utilizábamos el mundo digital para complementar nuestra vida en el mundo real, una web para nuestro negocio, unas fotos familiares escaneadas para que toda la familia tenga una copia, etc. Pero poco a poco lo que eran herramientas están creciendo y se están convirtiendo en modos de vida, las redes sociales que comenzaron ayudando a reencontrarse con antiguos amigos, están viendo pasar por sus manos muchas más conversaciones que las que se producen en el mundo real, incluso personas sentadas al lado una de otra van manteniendo conversaciones a través de las redes sociales. Hemos igualmente proliferar las tiendas online que comenzaron como complemento y hoy Amazon está haciendo temblar a muchos con un modelo solo online.

En lo venidero, veremos como este mundo digital crece y se hace mucho más grande que el mundo real, más grande quiero decir con más información, con más cosas que hacer, con más posibilidades; con toda la información interconectada y con un conjunto de dispositivos adecuados, tendremos la capacidad de conectar nuestro cuerpo al mundo digital y estrujar sus posibilidades. Gafas 3D,  dispositivos de control del estado físico y la salud, interpretación de gestos, representación de hologramas.

Es muy probable que desparezcan de las calles las tiendas y compremos todo en el mundo digital, que no podamos pedir un taxi más que a través de la red, que no necesitemos ir a ningún médico para revisar nuestra salud, que dejemos de ir al bar para hablar con los amigos o incluso que los viajes virtuales sustituyan en gran parte a los viajes del mundo real. Quien sabe, tal vez en un futuro ya no necesitemos beber cerveza para tomarnos una caña…



3 comentarios:

Jose Angel Bolaño dijo...

Hace unos meses Elon Musk recomendaba un relato corto de ciencia ficción muy en la línea de lo que comentas: The Machine Stops. Da un poco de miedo. https://twitter.com/elonmusk/status/683333695307034625

Israel Fuentes dijo...

Pues si es así, que paren el mundo que yo me bajo...
No me gusta pensar que las redes sociales puedan sustituir a tomar una caña con los amigos...
De hecho yo noto que ya hay un pequeño movimiento de gente en la que me incluyo, que vamos dejando las redes sociales a un lado. Quizá sea por privacidad o por pereza, o quizá por lo cotilla de la gente...

Anónimo dijo...

Yo tambien me bajo.
Quizá las nuevas generaciones entraran con toda naturalidad en este concepto de mundo que a mi me queda grande.
A mi que me crie viendo barrio sesamo o la bola de cristal como un escenario al mundo que nos parecia totalmente magico e irreal, y el dia que te lo perdias no habia manera humana de volver a verlo... (Todavia no habia internet) y que cuando viajamos al fin del mundo, solo tenian noticias tuyas el dia de regreso porque los moviles estaban contados con los dedos de las manos, tambien nos da mucha pena pensar que nuestros hijos no disfruten nunca del placer de no whatsappear durante mas de 3 horas seguidas...
Mj Carril