3 ene. 2011

Buscando una solución adecuada. Carta a los Reyes.

Buscar una solución adecuada y a tiempo, puede transformar la sociedad de la información y sus modelos económicos en España.

Me refiero efectivamente a trabajar en la definición de un marco regulatorio que permita proteger adecuadamente los derechos de autor, proporcionando ingresos a quienes trabajan, invierten y comparten todo su arte; y por otra parte se ponga a disposición de todos a un precio accesible la posibilidad de disfrutar de dichos contenidos.
Aunque parezca algo controvertido, estoy convencido de que pocos consumidores son partidarios del gratis total como se pretende difundir por parte de quienes desean que todo siga tal cual y los únicos movimientos que les parecen adecuados son aquellos que determinan como ilegales ciertas actividades.

Estoy convencido de que miles de consumidores de contenidos protegidos, estarían dispuestos a pagar para usar dichos contenidos de manera legal y con una calidad adecuada (sobre todo en el caso del video) por disfrutar de los mismos.

Igualmente estoy convencido de que la mayoría de los artistas estarían dispuestos a vender a menor precio, vendiendo una mayor cantidad de unidades, así conseguirían los mismos ingresos por cada uno de sus trabajos.

¿Dónde está el problema entonces?
Parece que en los intermediarios, hay quienes durante años han ingresado notorias cantidades de dinero vendiendo soportes digitales convenientemente adornados a un precio muy por encima de su coste de producción. Obviamente, además de los costes de producción hay que tener en cuenta la selección de artistas, la composición, los arreglos, la promoción, etc. Todo ello para que un disco con “potencial” pudiese convertirse en un gran SUPERVENTAS.

Estos intermediarios, están presionando al gobierno, para que de una manera artificial se mantenga un modelo de negocio que por muchas vueltas que le demos, está agotado, el consumidor de contenidos de hoy en día, no tiene un equipo de música y un reproductor VHS en su casa, ni escucha música 2 horas los sábados por la mañana y ve una película de video cada domingo a la tarde. Hoy cada individuo tiene en sus manos 24 horas al día un reproductor de contenidos digitales, música, videos, libros digitales, que en muchos casos le permite disfrutar de los mismos a través de servicios online. Los consumidores de hoy, utilizan cientos de veces más contenidos digitales (o digitalizables) que los consumidores de hace 10 años.

Existe una gran capacidad de generar un negocio que preserve los derechos de autor, que permita obtener ingresos sustanciosos, que de acceso asequible a todos los usuarios; ¿por qué entonces estos intermediarios no aprovechan la oportunidad? ¿por qué se dedican a generar malestar en la opinión pública presionando para que se aplique un canon “ilegal”, que hace que miles de usuarios compremos por internet en otros países? ¿por qué en lugar de buscar asesoramiento y contratar a personas que sean capaces de adaptar su negocio a esta nueva realidad se dedican a mover sus hilos de influencia en las clases políticas?, ¿por qué, ante una situación de controversia notoria, los políticos no buscan un conjunto de asesores que propongan soluciones viables y adecuadas?

Sinceramente NO LO ENTIENDO. Y creo que millones de personas no lo entienden. Pero el resultado es un campo de batalla donde se están dando patadas a los derechos de autor sin tener nada claro que significa este concepto, unos pocos que se dedican a piratear todo lo que pueden, otros que, descontentos con el modelo, usan este pirateo a modo de protesta, otros que no pueden pagar las versiones originales y se aprovechan de la situación, otros que presionan para aplicar un canon que ha sido considerado ilegal y que atenta contra la presunción de inocencia de cualquiera; y mientras tanto estamos dejando pasar las oportunidades de todos.

Por favor, que alguien se ponga a pensar a quién beneficia este revuelo de absurdos. Estamos cerrando las puertas a un momento crucial en el crecimiento de la sociedad de la información en nuestro país. Creo que está en manos de nuestros políticos conformar una comisión de expertos que pueda crear un marco regulatorio que convierta a España en referente en este tema, que permita desarrollar todo el potencial de nuestros artistas, que les permita ganar dinero, que se genere una industria moderna y capaz de competir a nivel internacional, que permita a todos los ciudadanos el acceso a la cultura a través de INTERNET de una manera asequible y sobre todo que los intereses de todos los Españoles viajen en el mismo camino.

Esta es mi carta a los reyes magos …..

1 comentario:

Anónimo dijo...

El canon no ha sido considerado ilegal. El Tribunal Europeo lo que dice es que no debería cobrarse a las personas no físicas, o sea a las empresas. Pero sí debe seguir cobrándose a los usuarios para que puedan hacer copias privadas. Se paga el canon para permitir la copia privada.