10 ene. 2011

2011. El año de los proyectos hacia el Cloud

A pesar de que hemos estado conviviendo con este termino desde hace ya unos 3 años, su consolidación como modelo de negocio es mucho más reciente y convencer a quienes toman las decisiones acerca de posibles cambios en la ubicación de su entorno tecnológico ha llevado, en estos tiempos de crisis, más tiempo de lo esperado.

Entramos en 2011, con una oferta de servicios Cloud ya consolidada, con procesos maduros tanto de migración como de explotación en todos los niveles, cualquier alto directivo tiene en mente el concepto de que Cloud puede significar, entre otras cosas, ahorro de costes, y esto es algo imperdonable en los tiempos que corren; lo cual significa presión hacia el CIO para eliminar las barreras y argumentos que les posicionan, de manera natural, como resistentes al cambio hacia este nuevo modelo.

No cabe duda que adoptar soluciones tecnologías basadas en modelo Cloud, supone un gran cambio en los departamentos de TI de las empresas, un cambio que inevitablemente está de camino y que la única incertidumbre gira en torno al tiempo en que las empresas adoptaran de manera incuestionable este tipo de soluciones. Ahora bien, no cabe duda de que estos cambios en los departamentos de TI van a venir acompañados de una notable resistencia, si tenemos en cuenta que dentro de un entorno TI suele haber múltiples zonas oscuras, islas tecnológicas, malas experiencias, etc… etc; hemos de ser conscientes de que la adopción va a ser muy prooooogresiiiiiiva.

Por otro lado, debido a que la situación de crisis está dinamizando la creación de nuevas empresas, es muy posible que todas estas nuevas compañías, por naturaleza mucho mas pequeñas que las ya bien instauradas, se orienten más hacia la contratación de todas sus necesidades en modo servicio en un entorno Cloud. Este hecho, sin duda, va a potenciar la evolución de los servicios ofrecidos en modo Cloud, ofreciendo además a toda pequeña empresa una significativa ventaja competitiva: beneficiarse de soluciones propias de grandes compañías sin requerir de una gran inversión, sin esperar tiempos de instalación y puesta en marcha, y aprovechando el conocimiento ya recogido en las soluciones provistas.

Evitar el fracaso del proyecto de migración o adopción de tecnología basada en modelo Cloud, es sencillo, pero no habitual, tal y como viene pasando desde hace años en proyectos de implantación de ERP, CRM, Externalización, etc, se inician miles de proyectos cada año y las estadísticas ponen de manifiesto que un estrepitoso 70% de ellos no terminan de manera satisfactoria. Afortunadamente, los proyectos basados en Cloud parecen más sencillos, en primer lugar, suelen eliminar la incertidumbre de los costes y las variaciones de costes que vienen dadas por modelos de venta de horas, por otro lado eliminan la capacidad del cliente de adaptar todo a su medida, se implantan sobre plataformas ya funcionando por lo que no requieren de instalación de múltiples elementos de hardware, software y sus respectivas configuraciones, normalmente no requieren de clientes, todo se accede a través de interfaces web lo que facilita la tarea de puesta en marcha, formación, etc.
Sin embargo, estos proyectos no están exentos de riesgos de fracaso y hemos de tener muy en cuenta aspectos como:

- Características del proveedor. Relativo a la capacidad del mismo a estar presente en el proceso de migración o implantación, capacidad de ofrecer formación a usuarios, características del soporte posterior.

- Analizar bien la necesidad y las características necesarias de la solución a implantar. Es conveniente contar con un consultor para analizar adecuadamente la necesidad y como la misma puede ser solventada con las soluciones de mercado.

- Necesidad de gestión del cambio. La adecuada gestión del cambio sigue siendo uno de los puntos mas débiles a la hora de implantar cualquier proyecto. En este caso es preciso llevarla a cabo de forma interna ya que los proveedores de Cloud no suelen apoyar en esta tarea.

No hay comentarios: