29 ene. 2011

Miremos hacia adelante

Los últimos días están siendo especialmente movidos en la red, hablando estoy claramente, de la famosa ley Sinde.

Analizando distintos puntos de vista, los comentarios, las discusiones, las negociaciones y cambios de opinión de partidos políticos; entrevista en televisión en la que participan Enrique Dans y José Antonio Suárez.

Tengo la triste sensación de moverme por un mundo en el que muchos se estuvieran volviendo locos al frío de una ley que, bajo mi punto de vista, no acarrea más que miseria, no va conseguir sus objetivos y como ya repetí en una entrada anterior, hace que dediquemos el tiempo de recursos valiosos en ponerle tapones a un río que tarde o temprano va a desembocar donde le corresponde.

Voy a enumerar y explicar en la media de lo posible algunas de las consecuencias de esta ley:

EFECTO CONTRARIO AL ESPERADO. Y para muestra un botón; a partir del momento en que se aplicó el canon digital en los soportes de almacenamiento, he sido testigo de compras por valor me muchos miles de euros en tiendas ubicadas en el extranjero de artículos como CD’s y DVD’s. Igualmente he sido testigo de múltiples comentarios donde se manifestaba el hecho de que una vez que nos están cobrando a priori es como si pagasemos la tarifa plana de piratear todo lo que queramos. Todo ello porque la aplicación del canon no se hace honradamente conforme a lo que defiende, que “dicen” que es la copia privada. El canon ha inundado la opinión de los usuarios de malestar, tirando a la basura la presunción de inocencia y creando canales de venta al margen de la ley donde se evita el cobro del canon. Todo ello ha llevado a que en España ha proliferado la piratería de manera notable.


PROLIFERACIÓN DE PÁGINAS DE ILEGALES. Me temo, que de aplicarse la ley Sinde, muchos internautas van a unir esfuerzos en conseguir que otras páginas de enlaces, bien alojadas en el extranjero, bien haciendo que cambien constantemente nombre e IP, o bien con cualquier otro método de despiste. El resultado va a ser que se desarrollen nuevas formas de ocultarse en la red, nuevas formas de intercambio de información, y porque no decirlo, a la sombra de toda esta actividad, es muy probable que se desarrollen modelos de negocio que verdaderamente rebasen los limites de la legalidad y entonces será muy complicado dar marcha atrás. Señorías las leyes para la red requieren conocimiento de la misma.

LIMITACIÓN AL EMPLEO DE LOS JÓVENES. Precisamente hoy, publicaban los periódicos el incremento del número de parados hasta los 4,7 millones de parados, lo que supone un 20,33% sobre la población activa. Sobre este dato hay que añadir que el porcentaje de paro en menores de 25 años está por encima del 40%. Seamos sinceros, el mayor potencial de estas personas reside en su capacidad para desenvolverse y desarrollar trabajos relacionados con las nuevas tecnologías y las comunicaciones, son nativos digitales, conocen muy bien Internet y el nuevo mundo digital que está creciendo a un ritmo desmesurado. Las posibilidades de que estos jóvenes trabajen en plantas industriales capaces de competir en precio con las Chinas o en Calidad con los Alemanes, es escasa, por decirlo de alguna manera; la construcción y el mercado inmobiliario tan socorrido para buscar trabajo en los últimos años se ha terminado y otra de las grandes bazas del empleo que era la banca, se está viendo sometida a una necesaria reforma de manera poco considerada con los puestos de trabajo. Sin embargo, Internet está plagado de posibilidades y cada día que pasa surgen miles de oportunidades nuevas, oportunidades de nuevos negocios, de negocios auxiliares a los que ya existen, de comercializar nuevos productos y servicios; como digo, miles de oportunidades que una ley como esta no viene para nada a favorecer. Se necesita muy poco dinero para echar a andar una idea de negocio en Internet, solo hace falta ingenio, gente con ganas (seguro que hay muchas en ese 42% de paro en menores de 25 años) y un MARCO LEGAL QUE LO FAVOREZCA.

Estos son mis argumentos, seguro que hay, como en casi todo lo relacionado con la red, miles de ellos más, tal vez millones de razones para darle la vuelta a esto y tratar de hacer una ley que favorezca a quienes lo necesitan y no a quienes son capaces de aprobarla.

No hay comentarios: