13 dic. 2010

La Crisis que vino para quedarse

Esta crisis que nos acompaña ya desde hace mas de 2 años; hace que nos hayamos acostumbrado a culparla de todo los males que se ciernen contra la economía, la sociedad, los baches de la carretera y casi hasta del mal tiempo.

Lo más destacado de esta crisis es que no tiene la intención de marcharse tal y como vino, esta crisis nos ha sacado de una situación ficticia en la que por definición no vamos a volver a entrar, y más vale que así sea. Es como si hubiésemos hecho crecer un árbol tropical en una cúpula artificial y un día cuando el árbol había crecido demasiado, se rompió la cúpula; inmediatamente el árbol se secó y ahora toca arrancar los restos de este árbol y sembrar uno nuevo que, adaptado al clima local sea capaz de crecer de nuevo poco a poco; para volver, al cabo de unos años a ser un árbol grande.

Así funciona la naturaleza, estas son las reglas del mundo en que vivimos. Creímos por un tiempo que todas las reglas se pueden romper. Al menos parece que caímos a tiempo. Ahora toca trabajar, trabajar duro y cuanto más tiempo queramos tardar en reconocer que se acabaron los tiempos de mentiras y comodidad, mas tiempo nos costará hacer crecer el árbol que puede vivir en estas latitudes....

No hay comentarios: