29 may. 2013

De la informática al automóvil. Lo que está por venir.

Algunos de los últimos grandes avances sucedidos en los automóviles, han venido de la mano de la informática, la robótica, las comunicaciones o de la inteligencia artificial. Hemos sido testigos de un cambio trascendental que ha permitido fabricar mejor, más rápido y barato a base de robótica, se ha incrementado el rendimiento, reducido el consumo y mejorado la información al conductor; todo ello a base de ordenadores que gestionan la inyección o el ordenador de a bordo que se encarga de comunicar cientos de sensores y sistemas de aviso a través de redes de comunicación. Y por ultimo nos encontramos con que la inteligencia artificial, todavía en sus primeros pasos, está permitiendo que los coches hagan muchas cosas por sí mismos, tales como encender las luces, los limpiaparabrisas, conectar o desconectarlos sistemas de apoyo a la conducción en caso necesario, cambios automáticos con un comportamiento muy satisfactorio, lectura de señales de tráfico, e incluso sistemas de asistencia al aparcamiento que dejan boquiabierto al más pintado. Y esto es solo el principio.


El desarrollo de una inmensa red de comunicación de datos en la que cada coche fuese un host, con un centro de gestión central, permitiría que cada vehículo enviase información relativa a su ubicación , velocidad a la que está circulando, a donde va, en qué estado se encuentra el vehículo. Podría notificar automáticamente averías incidentes y accidentes mejorando notablemente el tiempo de llegada de la asistencia. Podría modificarse dinámicamente el comportamiento de los semáforos en función del trafico, carriles adicionales, etc. Seguramente aumentaría la sensación de control y la controversia eterna de vender potencia para no poder ser usada desencadenaría debates y lucha de intereses; pero en definitiva no cabe duda de que se reducirían notablemente los accidentes y se reduciría el consumo, con todo lo que ello conlleva.

Otro gran avance a la vista, es la llegada de vehículos capaces de circular sin conductor. Aunque pueda parecer que esto aun queda lejos, la realidad es que ya se han realizado muchas pruebas muy satisfactorias por parte de Google en Estados Unidos, incluso en el estado de Nevada tiene licencia para circular en la vía publica. De una u otra manera, este gran paso de la inteligencia artificial aplicada al automóvil va a cambiar completamente nuestras vidas. No tendremos que ir a recoger a nuestros hijos al colegio, lo puede hacer el coche, lo de aparcar al lado del trabajo no tendrá sentido, el coche se puede marchar a casa o a aparcar a las afueras. Nuestras ciudades estarían mucho más libres de coches.

Combinando el vehículo autónomo con la red, todo vehículo podría convertirse upen un vehículo de uso compartido, en la gran red una persona desde su Smartphone dice donde está y a donde va y recibe información de si algún vehículo o un conjunto de ellos está haciendo esta ruta y puede tomarla, la toma paga a través de su móvil la cantidad establecida y listo. Los taxistas...... Algo habría que pensar para ellos.


No hay comentarios: