15 jun. 2012

La burbuja de la RED


Hay varios factores determinantes que apuntan a que estamos ante una nueva burbuja, en este caso no me atrevería a decir que se trata de internet, sino más bien de la RED. La RED se ha convertido en el principal medio para comunicarnos, acceder a servicios ofrecidos por todo tipo de empresas: viajes, seguros, restaurantes, bancos, aplicaciones empresariales, etc, etc; casi tengo más problemas para encontrar servicios que no se prestan en la RED que para enumerar cientos de ellos.

Lo que me hace pensar que estamos ante una burbuja son sucesos destacados que ponen de manifiesto que estos subiendo por la escalera de crecimiento sin pasar por todos los peldaños, y esto me recuerda mucho a como la economía española ha avanzado los últimos años antes de esta crisis, que no hace más que mostrar un agujero detrás de otro en todos los frentes.

Hace unos días se hablaba de una posible burbuja 2.0 con la salida a bolsa de Facebook y todos los avatares, saliendo a bolsa a un precio de $38 en mayo y menos de un mes después el precio ronda los $28, mucho se ha hablado del valor de esta compañía, que en el momento de salir a bolsa estaba valorada en alrededor de 16.000 millones de dólares.  Si analizas un poco la información relativa a sus empleados, activos, gastos, inversiones, clientes, etc, pronto comienzas a sospechar que puede haber mucho gas en este globo.

Otro de los hechos que me han hecho reflexionar en esta línea, es la noticia relativa a Flame, un malware capaz de grabar conversaciones, tomar imágenes de la cámara, captar los caracteres escritos en el teclado y muchas más cosas, hasta 20megas de “bicho” que pueden dar para convertir tu ordenador en casi cualquier cosa. Lo que sorprende no es que este bicho haya estado por la RED infectando miles de ordenadores, lo que sorprende, es que ha estado varios meses extendiéndose sin que nadie se percatase de ello. Visto esto, a nadie que conozca el mundo de la tecnología informática de cerca, le sorprendería levantarse una mañana con la noticia de que toda la red esta caída y que gran parte de los grandes sistemas del mundo han quedado indisponibles. La pregunta es ¿podemos permitirnos vivir un día sin nada de esto? Seguramente la respuesta de la mayoría sea: “sí por supuesto, muchos domingos no me pongo delante de un ordenador”, pero realmente ¿podría funcionar el servicio médico? ¿Y las empresas de logística de alimentos? y cuántos miles de servicios más; ¿y si retorcemos la pregunta y resulta que se extiende a una semana en lugar de un día?. Seguro estoy de que nos encontraríamos ante un grave problema, y ¿puede pasar?.

Deberíamos afianzar un poquito más los pasos, aquellos que en España se dieron en la escalera del crecimiento económico nos han llevado a una cruda crisis que va a estar a punto de poner al borde del precipicio la estabilidad social, si pasos mal dados en el crecimiento de la dependencia de la RED nos llevan a un punto en el que se produzca un desmoronamiento por algún motivo, no quiero ni imaginarme en que se convertiría el mundo durante un buen tiempo….

No hay comentarios: