16 feb. 2011

La piratería en España

EEUU dice que España vuelve a estar en la lista 301, entre los países que más piratean del mundo, dicen que el mercado de la música ha caído un 22% en el último año, sin embargo, día a día vemos como aumentan las ventas de dispositivos móviles, reproductores mp3, etc. Algo no cuadra. Si preguntásemos, me atrevo a decir que la gran mayoría de la gente respondería que ha descargado de manera ilegal lo que escucha, pero estaría dispuesto a pagarlo a un precio adecuado.

Ese es el pensamiento general. El modelo actual, y el comportamiento de los consumidores da lugar a un conjunto de roles tales como:

- Productores de contenido, cantantes, actores, directores, etc.
- Comercializadores que venden lo que hacen los anteriores.
- Piratas que se dedican a conseguir los contenidos originales, copiarlos a formatos de intercambio normalmente de baja calidad y subirlos a webs de descarga.
- Paginas de enlaces que se dedican a apuntar a los ficheros que los piratas anteriores han subido a paginas de descarga.
- Consumidores, millones de consumidores, ante un mercado de películas en DVD y discos de música con precios entre 10 y 30€. Discos que han de poner en la mayoría de casos han de poner en sus ordenadores para convertirlos a formatos que puedan ser copiados a sus reproductores de MP3, teléfonos móviles, etc. Consumidores dispuestos a pagar un precio razonable, una masa que dispararía las compras ante modelos de negocio ingeniosos.

Este es el ecosistema donde, en resumen, que hay unas comercializadoras con altos márgenes que son paliados por piratas que no cobran nada, ni obtienen reconocimiento, solo se la juegan para ofrecer unos contenidos con escasa calidad a millones de usuarios, que estarían dispuestos a pagar (un precio adecuado) por dichos contenidos.

Fijaos que lo que sobra en la cadena son los márgenes de las comercializadores, los piratas que obtienen los contenidos, y los contenidos de mala calidad. Y lo que falta son plataformas de comercialización con márgenes adecuados en los formatos demandados, e ideas ingeniosas para despertar la atención de los consumidores que podrían generar negocios de millones de euros.

Mientras tanto, dediquémonos a la ley Sinde, que no va a conseguir nada más que piratería escurridiza…

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me parece que ese es el pensamiento de todos los internautas que aun no se han parado a reflexionar sobre ello. Muchas gracias por ser la voz que se alza para conseguir que alguien la escuche, aunque el bullicio de estos días haga muy dificil que este pensamiento tenga su caja de resonancia a traves de un oido audaz que nos conduzca a cualquier cerebro despierto.